sábado, 30 de agosto de 2008

Comienzo escribiendo dándoles a conocer una noticia que al menos a mí me tiene muy triste y deprimido, mi planta más grande de ají, la cual había transplantado falleció hace algunos días, simplemente no le gustó el transplante y murió..

Bueno, les cuento, los frutos de la planta de pimiento más grande que tengo se pudrieron, fueron situaciones de stress la que hicieron que la planta los botara.. Error mío y me hago responsable, por ahora la estamos regaloneando para que se recupere y está funcionando, muchas hojas nuevas han salido y ya se ven algunas pelotitas de los que más adelante en flores se transformarán.





-----------------------------------------------------------
Les pongo un resumen de las fotos con fechas que saqué en la semana y que no las pude subir los días los cuales las saqué:
23 de Agosto 2008:

Les pongo fotos de cómo botó la planta de pimientos sus frutos para recuperar fuerzas.


24 de Agosto 2008:



30 de Agosto 2008:

Aquí pongo las dos plantas de romero que tengo vistas desde afuera.




Cebolla brotada que plantaré.
Puse la cebolla en un pote con agua como pueden ver en la foto de más abajo para que sacara unas cuantas raíces antes de pasarla a la tierra.

Cuándo puse la cebolla en el agua no tenía ninguna raíz, hoy ya tiene un día de agua y ya tiene raíces que están creciendo super rápido.


A plena luz del día, mi menta.


Mi ajo a plena luz del día.

Una papa o patata alemana.. Quiero puro que brote alguna así podré robarle una a mi mama con la escusa de que está brotada y así poder plantarla xD
--------------------------------------------------------
Fotos de los días los cuáles llovió, que no fueron menores.. Muy ocioso estaba por lo que me dediqué a tomar fotos..


Día soleado al fin.
---------------
Continuará

sábado, 23 de agosto de 2008

Navegando por ahí encontré unos libros llamados ''Iniciación a la horticultura ecológica para pequeños huertos'' http://www.gigasize.com/get.php?d=fhq2kbqy3yb , Seymour, John - El horticultor autosuficiente (La vida en el campo) [Libros en español - agricultura] http://www.gigasize.com/get.php?d=fbngyfjo15c y la Guía práctica ilustrada para la vida en el campo de Seymour John http://www.gigasize.com/get.php?d=tt0p1kqvd1f
Bendiciones, que lo disfruten
Bueno pongo fotos de hace un par de días y fotos de hoy día:
-Ajo
-Pimientos
-Ajies cacho cabra
-Una semilla que devería ser de salvia que está recién asomándose
-El semillero en el cúal puse semillas de tomate, toronjil y salvia
-Mi Rastaman que cuida la huerta
-Y el transplante que hice hoy día de la planta de ají cacho cabra más grande que tengo a una maceta.
-Además como bonus mi planta de matico que está enorme, dos plantas de romero y mi primer pimentón que saqué mas o menos a principios de año; que por lo demás lo puse en una ensalada y quedó todo muy rico.
Ajo


Planta de pimiento,tres de ají cacho cabra chiquititas que están a la derecha y una planta de jacarandá.
Semilla de salvia asomándose
La misma pero que estaba muy emocionado porque había germinado que le saqué dos fotos xD
Nuevamente mi planta de ajo que está creciendo a toda máquina

Una vista de cerca del tallo

En este semillero como lo dije arriba tengo semillas de tomate de toronjil y de salvia

Rastaman, el cuidador de la huerta
Mi planta de ají que voy a transplantar
Esta es la mceta destinada a mi ají cacho cabra
Posicionando la planta
Aquí fotos una vez ya transplantada la planta

Mi matico que me lo traje del sur cuándo no tenía ni 3 cm de alto y ha crecido mucho



Son dos plantas de romero.. Disculpen por la calidad de la foto pero esque está sacada a través de un vidrio, mañana subiré fotos del romero desde afuera y consejos para el cultivo del pimiento.

Días de gloria de mi planta de pimiento

Se veía hermosa y no quería sacar el pimiento, al final lo saqué antes que se pudriera y lo preparé días después.

Bendiciones
King Selassie

viernes, 22 de agosto de 2008

Cultivo de Ajo:





El ajo es muy rico en sales minerales, azufre, encimas y vitaminas.
Además tiene muchas propiedades medicinales.
El ajo pude secarse y usarse en láminas o molido.
A la hora de freírlo no hay que dejar que se dore demasiado pues adquiere un sabor amargo.
Los brotes de hojas, "ajetes tiernos", se consumen como si fuesen espárragos.
El ajo seco se utiliza como condimento y por ello la presentación como "ajo en polvo", más manejable, se ha difundido en la moderna cocina europea.

Variedades de ajo:

- Blanco común (envoltura de dientes plateada, tardío, se consumen secos).- Rosa temprano (envoltura de dientes rosácea, se consumen tiernos, precoz).- Rojo (envoltura roja, la pigmentación pasa a los dientes de color rojo, dientes gruesos y cortos, más precoces que los blancos).

Preparación del terreno:

El ajo es una hortaliza resistente y fácil de cultivar.
El ajo prefiere los suelos ligeros, así que remueve bien los que sean más pesados.
Las labores deben comenzar unos seis meses antes de la plantación y consistirán en una labor de arado profunda (30-35 cm) seguida de 2 ó 3 rastreadas cruzadas Con esta primera labor se enterrarán los abonos orgánicos.
Caballones es el sistema más empleado y el más adecuado para cultivar ajos en lugares con problemas de suministro de agua.
Los caballones pueden construirse con arados de vertedera alta o con azadones.
El ancho de los surcos será de 50 cm y los bulbillos se plantarán a 20 cm entre sí y a 20-25 cm entre líneas.
La profundidad a la que se planten dependerá del tamaño del bulbillo, aunque suele ser de 2-3 cm ó 4 a lo sumo.
Siembra:
Desgranar los bulbos cinco o diez días antes de la siembra para evitar que se deshidraten, ya que el almacenaje prolongado de la semilla desgranada, provoca la pérdida de humedad o "vaciado de los dientes", con lo que pierden su poder germinativo.
Para sembrar una hectárea se necesitan alrededor de 700 kg de bulbillos.
Es muy importante que la siembra se efectúe a parir de la luna creciente pero nunca en luna llena ya que os podéis encontrar con la sorpresa de que a los dos días os encontréis los ajos salidos fuera de la tierra.
Se coloca la semilla con la punta hacia arriba.
Se recomienda sembrar los dientes más grandes a 10 centímetros de distancia y los medianos a 8.
Posteriormente, se cubre la semilla con una capa de tierra de 4 a 5 centímetros con otro paso del tractor y utilizando rejas grandes que a la vez formarán el surco.
Plantar los dientes uno a uno verticalmente, en hoyitos de 8 cm de profundidad y 15-20 cm de separación.
Otra posibilidad es plantarlos en macetas, una por diente, y colocarlas en una cajonera fría hasta que se vayan a trasplantar en primavera.
Sembrar en otoño, ya que para obtener unas buenas cabezas de ajo es preciso que la planta pase varias semanas a bajas temperaturas.
Después de sembrar, se aplica el primer riego, procurando que el agua fluya lentamente y suba por porosidad al lomo del surco; sin embargo, se debe evitar encharcamientos o que el agua rebase el lomo del surco, debido a que se forma una costra dura que dificulta la emergencia de la planta.

Riego:

De acuerdo con las condiciones climáticas de la región, los requerimientos de humedad de la planta en sus diferentes etapas de desarrollo y a de la textura del suelo, los primeros seis o siete riegos se deben aplicar cada 15 a 25 días.
Diez días después del primer riego, se recomienda aplicar otro riego ligero, con el fin de favorecer la germinación de las semillas que no lo hayan hecho en el primer riego. Con esto, se logra la emergencia de un buen porcentaje de plántulas.
Después, cuando las temperaturas comienzan a elevarse, los riegos deben ser más frecuentes, con intervalos entre ocho y diez días.
El último riego se debe aplicar a los 15 o 20 días antes de la cosecha.
Los ajos no suelen regarse teniendo fama de ser más fuertes aquellos que provienen del llamado cultivo de secano, sin embargo sí necesitaran ser limpiados de hierbas competentes.
Abonado o fertilización:
El ajo es una planta muy sensible a los excesos o deficiencias de fertilizantes.
Se requiere de una buena preparación del terreno para facilitar la siembra, favorecer la emergencia y el desarrollo del cultivo.
Los abonos orgánicos maduros deben ser incorporados uniformemente en el terreno algún tiempo antes de la siembra.
Los nitrogenados nítricos se distribuyen en 1-2 veces durante el ciclo vegetativo.
El abono fosfórico favorece la conservación del producto.
La mitad del nitrógeno, todo el fósforo y todo el potasio se debe aplicar al momento de la siembra o antes del primer riego de auxilio y el resto del nitrógeno a los 50 0 60 días después de la primera aplicación.
Los excesos de nitrógeno, no aumentan los rendimientos y calidad de ajo; sin embargo, sí provocan pérdida de calidad, ya que los bulbos se abren y además se alarga el ciclo vegetativo del cultivo.

Labores:

Se sugiere dar de tres a cuatro cultivos durante el ciclo para eliminar la maleza, arropar la humedad, mantener el suelo mullido y lograr una mejor infiltración del agua de riego.
Procure que las rejas de la cultivadora se coloquen al centro del caño del surco para no dañar las raíces.
Es de suma importancia mantener el cultivo limpio de malas hierbas, mediante las escardas oportunas.

Plagas y enfermedades del ajo:

- Mosca de la cebolla.- Tiña del puerro (insecto).- Roya del ajo (hongo).- Mildiu (hongo).

Recolección:

Se recolectan en junio-julio (Hemisferio Norte), pero hay que dejarlos secar antes de su comercialización.
En las plantaciones de otoño son necesarios 8 meses para llegar a la cosecha y 4 meses o 4 meses y medio en las plantaciones de primavera.
El momento justo para la cosecha corresponde a la completa desecación de las hojas, realizando el arranque de las cabezas con buen tiempo.
En terrenos sueltos los bulbos se desenterrarán tirando de las hojas, mientras que en terrenos compactos es conveniente usar palas de punta o legones.
Las plantas arrancadas se dejarán en el terreno durante 4-5 días (siempre que el clima lo permita) y posteriormente se trasladan en carretillas a los almacenes de clasificación y enristrado.
A medida que se vayan recogiendo los bulbos se deberán limpiar de la tierra que tengan adherida.
Después de 10 a 15 días de haber suspendido el riego y cuando el suelo lo permita, se pasa un "cuchilla" accionada por un tractor por debajo de los bulbos para aflojarlos.
Después de la recolección y durante el período de selección, se irán apartando los bulbos mejor conformados, sanos y aquéllos que respondan totalmente a las características de la variedad cultivada.
A continuación se enristrarán y las ristras se colocarán bajo techo, en lugar bien seco y ventilado.
Guardar unos cuantos bulbos para replantarlos al año siguiente.

Info: infojardin