domingo, 22 de julio de 2012

Para los que quieran leer un poquito..


Génesis II: Plantas que Luchan

He sumado, en un mismo post, la continuación de este mismo. He ido a observar la tierra y la verdad es que está bastante comprimida. Tendré que soltarla bastante. Además, he desechado la idea de hacer almácigos por la época en la cual nos encontramos (estamos la verdad un poco atrasados para la siembra), por lo que plantaremos directamente en el suelo primeramente preparado para la siembra. He pensado bastante en el proyecto y he pensado que, una de las demandas que deberíamos hacer como pueblo (y copiando un poco la idea de lo que he visto en países vecinos y europeos), creo que además de todas las demandas que se están pidiendo en el país hoy en día, deberíamos exigir terrenos municipales desocupados para llevar a cabo huertos comunitarios. La municipalidad, al ofrecer gratuitamente el terreno y la infraestructura necesaria para el correcto surgimiento y desarrollo de estos huertos, se verá beneficiada con ingresos de las ventas de las verduras que sobren. Primeramente, las cosechas irán directamente a las familias que participen en este proyecto. Lo sobrante, se venderá en el mercado local e irá directamente a la municipalidad, que, al mismo tiempo, deberá seguir asegurando el funcionamiento de los huertos. Para esto, las municipalidades deberán tener aportes estatales igualitarios para así asegurar que municipalidades con más dinero que otras posean la misma infraestructura y el mismo potencial de siembra y cosecha. Con esto además favorecerá el mercado nacional con productos nacionales a menor precio y mayor calidad, asegurando además la calidad de lo que se venderá y asegurará un producto orgánico y saludable para las familias que adquieran estos productos. Deberán, por lo tanto, trabajar juntos, tanto huerteros como municipalidades para asegurar el beneficio para ambos. Esto en el caso de que las municipalidades sustenten y se arriesguen con estos proyectos. Si no, y es el caso que nosotros preferimos, se llevarán a cabo las huertas autogestionadas entre vecinos, comunidades, poblaciones y huertos en los balcones de los departamentos, casas, etc. Proyecto el cual deberá ser llevado a cabo en la toma de terrenos desocupados, abandonados por el estado o por sus propietarios.
Volviendo al huerto comunitario que estamos intentando llevar a cabo, nos hace falta justamente infraestructura. Llamamos infraestructura a herramientas, mallas, cercos, semillas, riego, abono, toldos, invernaderos, etc. Pero las ganas están y eso es lo más importante. Ya somos 4 miembros en el proyecto. Tendré, lamentablemente, que ir a comprar por esta vez, semillas al supermercado para no atrasarnos tanto en la siembra para luego asegurar la cosecha.
No poseemos tanto espacio, sin embargo, creo que utilizando el método de cultivo biointensivo podemos tener una cosecha abundante y suficiente para los 4 miembros que actualmente participamos. Hemos conseguido unas cuantas palas, las semillas vienen en camino regaladas gentil y desinteresadamente por el hermano Javier, por lo que el huerto ya comienza a tomar forma y los problemas van disminuyendo significativamente. Dejaremos la cosecha en manos y voluntad de la Pachamama.
            -PlantasQueLuchan-
‘’La Ofensiva Hortícola contra la Dictadura del cemento’’




Génesis III: Plantas Que Luchan
Debo confesar que el proyecto del huerto comunitario no resultó como yo esperaba. No fue un fracaso tampoco, es más, para mí, aunque hayan salido bien pocas cosas, me resultó bastante gratificante haber compartido primero que nada con las dos personas que quisieron participar realmente y activamente, y segundo que nada con la mismísima tierra. Pasar de cultivos de maceteros a una extensión de tierra digamos un poco más grande no es tan sencillo como parece. Pero, con el conocimiento que poseía,  y, por sobre todo, guiándome por mi instinto de cultivador, sacamos adelante un proyecto de hortalizas frescas y ecológicas para la comunidad. Bastantes lechugas de bastante buen porte y gusto. Y unas zanahorias minis (como la de la foto), pero con un sabor increíble.
Aproveché además de sacar varias conclusiones de mi primera experiencia a cargo de un huerto comunitario. Me di cuenta de los errores de diferente índole que sé no se pueden volver a repetir en una segunda oportunidad. Pero quedo contento puesto que algo por poco que sea, logramos aprender todos los que participamos y continuamos en pie y firmes en la lucha para lograr extender el conocimiento y la lucha al resto de la Población. Siguen las lechugas plantadas en el suelo, las zanahorias se siguen desarrollando, los pimentones y los ajies comienzan a sacar flor (tarde pero al menos lograron hacerlo), el perejil jamás germinó (culpa de nosotros), mientras que nosotros continuamos con la ilusión de al menos comer una ensalada (a pesar de que muchos otros vecinos han ido a escondidas sin preguntarle a nadie a sacar para comer (una de las consecuencias de nuestros errores), el parrón se encuentra dando unas uvas hermosas y muy dulces y el limonero intenta reponerse a un ataque furtivo de 8 personas. Espero que se mantenga y ellos mismos, una vez que yo me vaya, sigan plantando y abonando la tierra, tal como era el proyecto inicial.


PlantasQueLuchan


No hay comentarios:

09/05/17