domingo, 9 de octubre de 2016

Policultivos

La salud de un eco-sistema pasa por múltiples y complejos factores.

Por:  Proyecto Raíces.-
Se trata de la interacción de elementos en una compleja red de seres, vivos y también muertos, cada uno de ellos de distinta clase, con diferentes necesidades y distintas formas de manifestarse. Así tenemos plantas, animales, aves, insectos, hongos. Todos estos seres conviviendo en un mismo espacio o hábitat, interactuando y adaptándose al entorno que, a través de estas adaptaciones, también se va modificado. Y todo esto en un medio físico determinado, con rocas y minerales, cursos de agua subterráneos, flujos de energía, truenos y relámpagos. Lluvia. Sol.
Cada uno de estos aspectos, puede ser ahondado muy en profundidad y para cada uno de ellos existe una ciencia especializada. Todavía quedan muchas preguntas por responder en cada una de las áreas que componen lo vivo.

Sin embargo, esta infinita complejidad no solo es tema de estudio, también parece ser una característica fundamental, y vemos que las interacciones entre los diferentes elementos del sistema son las que sostienen la vida en el planeta. La cadena trófica nos muestra cómo se conforma una red en la que unos se comen a los otros, y por lo tanto también dependen de su existencia para alimentarse. Pero no solo se comen unos a los otros, también se apoyan, los pájaros comen el fruto y dispersan la semilla, ayudando a la reproducción de determinadas especies vegetales, ciertos hongos generan enormes redes subterráneas, como las micorrizas, y son capaces de movilizar nutrientes, agua y otros elementos de un lugar a otro, de acuerdo a las necesidades del bosque que crece sobre el mismo suelo (formando relaciones de simbiosis con las raíces de los arboles). Los árboles, a su vez, garantizan la presencia de oxígeno en la atmosfera, lo que es condición de vida para cientos de animales, que a su vez pueden cobijarse bajo la sombra que los mismos arboles generan. Las fecas y orinas de los diferentes seres van a ser bien aprovechadas por las raíces de ciertas especies vegetales, mientras que otras raíces, como las de la consuelda, irán profundo bajo el suelo a buscar los minerales de las rocas, para bombearlos hacia sus hojas y ramas, que luego, al caer y descomponerse, depositarán todos estos nutrientes minerales de forma orgánica sobre la superficie del suelo, haciéndolos asimilables para otras especies que no son capaces de realizar este proceso.

A través de estos ejemplos, buscamos mostrar cómo en los ecosistemas naturales se desarrollan alianzas y cooperaciones, en las cuales los diferentes elementos de la red van apoyándose los unos en los otros para coexistir. Si bien también se genera competencia entre ciertos elementos, en general los equilibrios eco-sistémicos parecen ligados a la cooperación. Si bien la teoría de la evolución tradicional nos enseña la competencia y la supervivencia del más fuerte, la evolución de la vida sobre la superficie terrestre también nos enseña sobre simbiosis y mutualismo. En este punto el concepto de sucesión es clave para visualizar el fenómeno.

La sucesión es el proceso a través del cual la presencia de ciertos elementos, que podemos llamar pioneros, provocan una alteración al ambiente, generando condiciones propicias para la emergencia de elementos que antes no tenían condiciones favorables. Así el liquen, asociación entre un alga y un hongo, hace millones de años atrás se pegó a la roca, y empezó la colonización de la vida en la tierra. Poco a poco, la roca se cubre del cuerpo del liquen, que en su existencia crece y muere, dejando materia orgánica descomponiéndose, atrapada en la grieta, sobre la roca: el suelo naciente, que mucho tiempo después cobijara especies de otra clase que el liquen, herbáceas anuales primero, y luego capas cada vez más longevas, algún arbusto, a medida que aumenta la materia orgánica depositada sobre la roca. Este proceso es largo y lento, pero eventualmente se forma un bosque. Si dejamos la tierra sin intervenir y nos encargamos de generar condiciones propicias como regar, rápidamente aparecerán todo tipo de plantas, llamadas malezas y enemigas número uno de la producción agrícola tradicional, son en realidad la primera etapa de la sucesión que lleva a una condición de bosque: donde encontramos gran diversidad de plantas, dónde las diferentes capas vegetales, forman nichos para la vida silvestre de aves y animales. Y una micro-fauna de insectos por todo el suelo.

En este espacio, trabajaremos un pequeño jardín teniendo todo esto en la cabeza. Aquí ponemos en práctica algunas de las técnicas de los Bosques Comestibles, y en la marcha vamos aprendiendo. Buscamos establecer policultivos productivos perennes, respetando a la naturaleza y contribuyendo al aumento de la fertilidad del suelo.
Subiremos fotografías y poco a poco iremos presentando diferentes especies, sus funciones y características, mostraremos las intervenciones que hacemos en el terreno, como trabajamos y los resultados que obtengamos, de los errores y aciertos.
Por el momento les dejo esta foto de uno de los parches del jardín. En este pequeño espacio conviven una diversidad de plantas, como menta, malvas, chalotas, acelgas, fisalis, diente de león, llantén, caléndulas, apio perenne, rúcala de Turquía, culén.


¡A ver si las encuentras a todas!

jueves, 18 de agosto de 2016

VIVIR LA UTOPÍA

Título de un documental Anarquista, utilizado en esta oportunidad para darle el título a esta entrada.
También es parecido a lo que siempre mi madre decía: "Esas no son más que Utopías, sueños.." y para concluir terminaba diciendo: "La vida es así".
Y la verdad es que, la vida no es así, si no que la percepción global del ser humano acerca de la vida es así, pero no es más que un patrón impuesto, uno dentro de miles de posibilidades.
Las posibilidades de organización, de intercambio, de aprendizaje, de conocimientos, de relacionarse, etc, son realmente infinitas. ¿Por qué entonces nos hemos estancado y repetido las mismas lógicas de hace más de 100 años?
Le tememos al cambio o a lo desconocido, a lo diferente, a lo que no podemos comprender, pero no nos damos cuenta que en realidad, lo que entendemos entra en un rango del 1% (con suerte) de todo el conocimiento disponible.
Pero ahí estamos, a punto de saltar al precipicio, a punto de que la tierra se abra en dos, y aún no despertamos del sueño, nos mantenemos en constante aletargamiento sin razón alguna.
Entonces, los que si nos encontramos despiertos, vemos millones de personas dormidas. y, entonces, ¿qué hacemos? ¿Cómo despertarlos?
Pues dejenme decirles que no hay nada que hacer por ellos, pues, se mantienen dormidos por decisión propia. Los que estamos despiertos nos dividimos a pesar de nuestra lucidez: los que están despiertos pero acostados (no se mueven ni tienen iniciativa) y los que están despiertos y hacen algo por solucionar el problema.
Pero es cierto, las cosas no son ni blancas ni negras, tienen matices, así como todo en la vida.
Dificultad existe frente a esta situación, puesto que el Sistema en general tiende a inducir letargo, confusión, sentimientos encontrados, etc.

Pero hay esperanzas, millones son hoy las alternativas desarrolladas y en desarrollo de personas que sueñan con otras formas de vida, con comunidades autosustentables que vivan y convivan fuera de la matrix.
Ejemplos, millones, sin embargo a continuación detallo algunas de las iniciativas que me llamaron la atención en esta pequeña búsqueda (creanme que si investigan tienen para leer varios años).

https://actualidad.rt.com/sociedad/178529-ingeniero-argentina-comunidad-vivir-fuera-matrix
http://gen.ecovillage.org/en/projects/ (Para buscar proyectos autosustentables a nivel mundial)

Poseía más links, pero creo que estos bastan para este post.
Lo importante es pensar qué estamos haciendo, por qué lo hacemos, qué es lo que queremos, y hacia dónde vamos, por que, al final de cuentas, nuestro paso por esta tierra es pequeño, pero para que las generaciones futuras no sufran lo que nosotros sufrimos a diario, es necesario partir por casa y generar el cambio que queremos.
Un abrazo grande !

jueves, 11 de agosto de 2016

Agricultura Sustentable Siglo XXI

Durante toda mi vida, no mucha por lo demás (sólo 25 primaveras) he escuchado todo tipo de comentarios acerca de la idea de retornar a vivir al campo (zona rural, alejado de la ciudad, etc..).
Algunos piensan que estamos locos, otros que es imposible, otros piensan que es aburrido, otros necesitan de las comodidades que ofrecen las ciudades.
Bueno en fin, cada loco con su cuento no? Sin embargo, muchos poseen en sus mentes inculcadas ciertas ideas acerca de lo que es realmente la autosuficiencia.
Es realmente posible en su 100%? Pues testimonios de vida dan cuenta de que se puede vivir hasta incluso más tranquilo en este tipo de organización y entendimiento de las cosas.
Puesto que no sólo se trata de agarrar tus cosas y ir a establecerte en un espacio lleno de tierra, se trata del entendimiento de la naturaleza, sus ciclos, sus comportamientos, cómo nos relacionamos con ella, etc.

En las siguientes lineas podrán leer diversos articulos recopilados que hablan de la materia:


 (http://energia-rural.com/desarrollo-rural/agricultura-sustentable/)
Agricultura sustentable.-
La agricultura orgánica está asociada normalmente a sistemas naturales de fertilización, control de plagas, mantenimiento del suelo, etc. con el que obtener alimentos saludables. Por ello evita los productos químicos y los organismos modificados genéticamente (OMG) por considerarlos contrarios a la naturaleza.
Pero curiosamente no menciona si el uso de las energías necesarias para la explotación agrícola son contaminantes en su origen. Es cierto que la agricultura sustentable debe ser económicamente rentable. Y que ello sólo se consigue con la utilización de energía barata.


Energía para la agricultura sustentable.

La agricultura sostenible requiere de energía para realizar adecuadamente sus actividades:
  • Los combustibles para la maquinaria móvil: tractores, segadoras, cosechadoras, etc..
  • Energía para bombear el agua y para la gestión del riego.
  • Electricidad para la cámara de frío en la que almacenar las cosechas de frutas y verduras.
  • Energía para el secado del grano o cereales.
  • Gestión de energía para la temperatura adecuada en los invernaderos.
  • Energía para la limpieza, filtración, monitoreo, tratamiento de las aguas, etc.

Diversidad de temas son los que hay que abordar y diversas los métodos de implementación de cada proyecto, abordando necesidades, ecosistema, etc.

Propuestas dentro y fuera de las ciudades están siendo implementadas y pensadas a lo largo del mundo.

Es necesario por estos siglos comenzar a implementar ya, formas de vida autosustentables, dejando de lado energías fósiles, dando cabida a energías renovables.
 Lo único fundamental, es tomar conciencia de nuestra situación actual, para luego comenzar a formar, según nuestro lugar de residencia, formas ecológicas de vida. Desde un balcón de un apartamento, hasta un patio trasero de alguna casa, sitios eriasos, etc. Todo sirve, todo funciona, y todo se puede.

Los invito a revisar y leer los links que he ido copiando en esta entrada, para que puedan apreciar la diversidad de alternativas e ideas que existen al respecto.
http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/02-371754/primer-lugar-en-concurso-de-anteproyecto-plaza-de-mercado-de-nuevo-gramalote-colombia
Luego del colapso vienen las ideas, Detroit es un ejemplo de aquello:
http://culturayanarquismo.blogspot.cl/2014/11/detroit-del-colapso-la-reinvencion-de.html

Los invito a seguir en marcha con sus proyectos, por más pequeños que sean, el cambio es inmenso :D Haber si llegamos algún día a esto:
Jaja, un saludo grande compañer@s! A mantener la lucha!

09/05/17